Crónica de un año nuevo en Solentiname

hama

Escribo desde Solentiname, un archipiélago del lago Cocibolca, Centroamérica. Las aguas dulces del gran lago bañan el silencio y las oropéndolas decoran con sus nidos colgantes los árboles frondosos. La buganvilla aporta color al verde profundo de las islas. Los hibiscos revisten de elegancia algunos rincones. El Hospedaje La Comunidad, en la isla llamada Mancarrón, nos abre sus puertas para el fin y comienzo de año. La encargada de tan remoto lugar es Esperanza y ella nos recoge en San Carlos, el puerto en tierra firme que da acceso al archipiélago. Navegamos rumbo a la isla a bordo de La Estudianta, que como más tarde nos revelará, da nombre a su objetivo primordial. Educación para todos.

Esperanza tiene sesenta y pico años. Es ágil y de ojos avispados. Autóctona de Solentiname, se crió descalza y consciente de la necesidad de salir de la miseria que en aquella época abundaba en la isla. Un día, allá por los años sesenta, llegó el Padre Ernesto Cardenal, poeta, sandinista y más tarde Ministro de Cultura que haría todo lo posible por cambiar el rumbo del país para dejar atrás las injusticias. Esperanza aprendió con él. Y llegada la revolución sandinista en los setenta, sería una guerrillera más. Perdió a muchos, lamenta, pero también ganaron mucho, sonríe. Hoy, este paraíso pequeño y amable que es la Comunidad, es testigo del esfuerzo por traer las necesidades básicas: Sanidad y educación. Ella se encarga de lo último. Lleva a cabo el proyecto que todos soñaron y que algunos no lograron ver.

muelle de solentiname

Al atracar en el muelle uno divisa la modesta iglesia, blanca y azul, sin cristales en las ventanas. Mosquiteras de colores cortadas en cuadrados y enganchadas en los marcos de las ventanas la hacen todavía más original. Dentro, las paredes están decoradas con dibujos de animales a mano. Más adelante, en el centro de la gran arboleda que se abre, el museo y la biblioteca, sin duda orgullo de la isla. Y es aquí donde todos acuden acabada la jornada. Se reúnen los niños, los adultos, los mayores. Algunos ocupan las mesas de madera, otros rebuscan entre las estanterías y los más intentan conectarse a Internet. Todo en silencio y en tranquilidad.

Iglesia de Solentiname

Esperanza nos cuenta su historia alegremente, pero suena una alarma en el trasfondo de su voz. Nos dice que han avanzado muchísimo, pero que no es suficiente y muchas son las dificultades todavía. Sabemos que es cierto. Es Nicaragua. No todos los niños tienen derecho a estudiar. Para seguir adelante tuvieron que abrir la Comunidad al hospedaje de turistas. Una nueva generación que ella lidera trabaja duro por lograrlo. Cocinan, limpian, gestionan, navegan, guían…Con los dólares que aquí aportan los viajeros, la educación y las necesidades, como ella las llama, van cubriéndose. Eso y la ayuda básica que viene de la cooperación. Sin esos fondos, quién sabe, dice. Pero es optimista. Encontrarán la manera. Siempre lo han hecho.

la comunidad

Solentiname despierta en el nuevo año tranquilo y dulce. Los pollos y gallos continúan desperdigados por doquier. La familia de iguanas que habita enfrente de la cabaña sigue buscando los rayos de sol entre las ramas. Los sapos ya se refugiaron en la madrugada. Los niños juegan libres. Los muchachos se lanzan al lago desde el muelle para refrescarse. Los perros persiguen a los pavos reales. Las hamacas cuelgan de todos los portales. Los nicas más mayores desde sus bellas mecedoras permanecen observantes. La artesanía con madera de balsa cuelga de todos los porches. Tucanes y garzas. Esta tarde iremos a saludar a Ernesto Cardenal, que descansa tras noventa años de vivencias en la casa arriba de la loma. Le desearemos un feliz año.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: