Anata y tú en una alcoba

Anata. Palabra japonesa que significa tú. Pero que sólo es posible escuchar en las canciones niponas o en las escenas fílmicas de pareja.

Existe en el vocabulario, cómo no se va a poder nombrar al más prójimo. Al que queda justo al lado. Y al que queremos dirigirnos continuamente. Tú quieres un poco? Tú vas mañana? Donde vives tú? No otro, tú.

Pero no. En Japón la palabra anata queda relegada a la intimidad. A la dulzura de las canciones más melódicas. Y a la penumbra de una alcoba con futones. Anata. Solo entonces el tú cobra su sentido más primario.

Un día normal. En una situación banal, el anata suena mal, incluso ofensivo. A nadie se le llama por tú. Porque este pronombre suena vacío. Cualquiera puede ser tú en la normalidad. Y cualquiera, en realidad, tiene un nombre.

Al anata siempre por el nombre. Y al amante siempre anata, arrastrando cada vocal y marcando las consonantes, como si no existiese otro tú.

Anuncios

2 comentarios

  1. Sweetchocolate · · Responder

    Kawai! Anata? 🙂
    Bella como bellas son tus letras, kiña

  2. Anata sera una dulce palabra en japones !. Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: