禅 -ZEN-

La palabra ZEN incluso en mayúsculas es simple, directa y profunda. Y por eso mismo ha acabado incorporándose a nuestro lenguaje de forma tan natural. Todos podemos imaginarnos un jardín zen, aunque no sepamos con exactitud a qué tipo de jardín se refiere. Probablemente pensemos en un jardín japonés, y no estaremos muy desencaminados. En ocasiones también nos atrevemos a decir “esta decoración es muy zen”  si observamos un bambú que se alza en una estancia o un cuadro, madera y lacas, motivos florales a modo de ikebana o cualquier otro elemento decorativo que nos transporte a Asia.  Por último decimos que alguien es muy zen cuando es una persona que medita, quizá haga yoga o sea de carácter tranquilo.

Pero cuál es el origen de esta palabra? Qué significa exactamente? La RAE lo define muy bien cuando dice que Zen es la “Escuela budista que tiende a alcanzar la iluminación espiritual mediante técnicas que evitan los esquemas conceptuales.” Zen es por tanto una doctrina del budismo. Y el budismo nació en India y se fue expandiendo por toda Asia hasta Japón. La evolución del budismo y de la palabra fue paralela en este caso. En sánscrito Zen se llamaba “dhyana”, y de ahí paso a “jhana” en idioma pali. Llegó a China y los chinos con sus ideogramas lo transformaron en “Zenna” y de ahí los japoneses lo llamaron “zen”. Y así se quedó. Y zen en lenguaje popular significa al igual que la palabra Yoga, tan extendida mundialmente, meditación o control del corazón y el sentimiento. Pero los japoneses fueron más allá e incorporaron la meditación en su cultura y lo transformaron en un estilo de vida, donde se busca la perfección espiritual. Y eso es zen para ellos. En esta filosofía de vida lo material queda fuera. Y es por esto también que los asiáticos odian el enfado porque cuando hay enfado es sinónimo de falta de control emocional y eso no es nada zen.

Tanuki es muy zen. Lo lleva incorporado y dice que es más budista que nunca, que es zen, cuando se marcha a dormir. En esos momentos dice que pone la mente en blanco y deja de pensar. Afirma que hay que rozar la nada y quedarse en el vacío. Esto es lo que hace Tanuki para dormirse y es su consejo para cualquiera que padezca insomnio o le cueste dormirse, se sienta nervioso o esté estresado. Y a él le funciona fenomenal. Y a mí, las veces que lo he necesitado, he de reconocer que también.

Anuncios

2 comentarios

  1. Por aportar algo si me permites, se considera que el Zen nace en China con el choque del budismo con el taoismo, allí se le llama Ch’an (lo de Zenna no tengo muy claro de donde sale).

    En concreto se supone que Boddhidharma, un maestro indio budista es el que llegó a China e instauró el ch’an. De allí son los grandes maestros como Lin-chi.

    De China se extiende a Corea (Seon) y a Japón (Zen) donde su marestro más ilustre probablemente sea Dogen que se considera que funda la escuela Soto (aunque en realidad esta viene de China, donde él estudió).

    La otra gran escuela Zen es la Rinzai que es el nombre japones para Lin-Chi.

    Un fuerte abrazo.

  2. Muchísimas gracias 道 por tus matices y aportación tan interesante!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: