Un japonés en España

Tanuki es un japonés en España. Está feliz con su horario distendido. Contento de la espontaneidad que le rodea. Maravillado con las sobremesas infinitas. Cómodo de andar a los sitios (viniendo de Tokio cualquier distancia le parece corta aunque se pase dos horas andando). Se ha acostumbrado, un poco a regañadientes, a los horarios tardíos de comida. Le encanta el no tener que planear nada hasta el último momento, se siente liberado. Adora el jamón de bellota, el buen vino y la fideuà, pero en ocasiones se atiborra demasiado provocándole fiebre. “No puedo parar”, dice. Admira la unidad familiar de los españoles. Le gusta integrarse con nosotros. Se siente muy orgulloso de tener amigos españoles. Aprecia nuestro fuerte carácter, determinación y solidaridad para con los otros. Disfruta convirtiéndose en la mascota de turno del grupo: no sabe decir que no a nada. Y ha aprendido a hacer bromas con ironía.

Pero Tanuki se queja de algunas cosas de España. No entiende que la impuntualidad sea casi un deporte nacional. Le molesta que alguna gente no pida perdón o dé las gracias cuando toca. Sufre cuando está intentando hablar o expresar algo y le interrumpen, no está acostumbrado a que todo el mundo hable a la vez. Lo que peor lleva son las excusas que comienzan por “es que…”. Siente, aunque sin intención de ofender a nadie, que algunos son poco humildes y en ocasiones un poco orgullosos. Está alucinado con la situación económica y política de nuestro país y no entiende cómo nadie dimite. Se pregunta porqué no se asumen responsabilidades ante los errores. Siente pena por la situación de muchos jóvenes parados. Se indigna cuando otro conductor le avasalla en las rotondas. No tolera que la gente tire papeles al suelo y colillas en la playa o los dueños de perros no limpien cuando ensucian las calles. Y todavía se enfada más si desde el vehículo de enfrente alguien baja la ventanilla y lanza un paquete de tabaco vacío. Su cara se descompone y me mira de reojo, sin palabras. Pero aún así, se ha integrado bastante bien en España.

Ya bordea las cacas de perro en la calle. Intenta meter baza como sea en las conversaciones, interrumpiendo él a los demás. Incluso se atreve a llegar tarde a los sitios. Si alguien se le cuela en la fila del cine, ya planta cara. Utiliza excusas que empiezan por “es que…” como cuando me enfadé porque se le olvidó mencionarme un compromiso y me dijo “Es que me han avisado a última hora!”. Se siente cada vez más orgulloso de ser japonés, su táctica para contrarrestar nuestro orgullo nacional. Se ha medio resignado a no hablar a todas horas de economía, política o corrupción para no deprimirse, como nosotros. Si ve un coche saltándose un semáforo o algún conductor agresivo le avasalla en una rotonda, pita sin parar. Hace pequeñas siestas y bebe cubatas y chupitos en las fiestas. Ya no hace planes a largo plazo. Y el almuerzo de los sábados con mi padre y sus amigos es su costumbre favorita. En definitiva, Tanuki se ha integrado bastante bien en España.

Anuncios

2 comentarios

  1. Papi de la caracola y tanuki · · Responder

    ¿Mi comentario?….se puede resumir en tres palabras y en una breve frase
    Tres palabras:jajaja….jajaja…..jejeje
    Y breve frase:muy bien explicado…mucho acierto en la descripcion y maravillosa…..merecedora del premio pulitser….aunke no corresponda….pues un premio ondas…..u oscar👏👏👏

  2. Le entiendo, yo tampoco tolero la impuntualidad ni que me interrumpan al hablar o cuando hablan a la vez, es algo que mi madre no permitió nunca que hiciese. Sin embargo he de reconocer que lo de las excusas es algo que no consiguió inculcarme jaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: